Las competencias que más se llevan ahora están relacionadas con el pensamiento crítico, con la resolución de problemas, con la creatividad y la gestión de personas. La idea es sencilla: "cuantos más cerebros piensen en cómo salir adelante, antes y mejor saldremos adelante."

Aunque esta idea es extensible para toda la sociedad, ahora está cobrando mucha relevancia en las empresas. Grandes y pequeñas. Todas quieren cerebros pensantes a la vez que manos ejecutoras.

Todos podemos mejorar en nuestras competencias. Independientemente de cuál sea nuestro "nivel de serie", ese con el que nacemos, podemos mejorar. No seamos deterministas y dejémonos llevar hacia el crecimiento profesional y personal.

La semana pasada acudí al taller de Critical Thinking de The Garden. Mi objetivo personal no era otro que saber a qué se llamaba exactamente Pensamiento Crítico pues yo, críticamente, ya pensaba que todo el pensamiento es crítico en sí mismo. Resulta que sí, pero no... Se puede mejorar y eso es lo que aprendí en ese taller.

La verdad es que Susana expuso de una forma realmente amena; que los compañeros tenían realmente ganas de participar y aprender; y que el entorno era acogedor. Todos nos llevamos algo a casa y a nuestras tareas.

Especialmente me llevo la idea de que la consciencia es como un ascensor con paredes de cristal. Cuanto más arriba esté, más lejos llega tu vista.